Nuestro Club

De 1916 a 1926 Porteño continúa en la Asociación Argentina de Football y de 1927/28 en la Asociación Amateur Argentina de Football. En 1929 Porteño toma la decisión de desafiliarse, ya que el espíritu de Porteño no se acoplaba a los manejos del fútbol de la época. Porteño, fiel a su tradicional espíritu deportivo amateur deja languidecer el fútbol disolviendo su equipo.

Pasada la etapa de fútbol, se inicia la etapa de rugby, en la Unión de Rugby del Río de la Plata donde aceptan a Porteño como entidad afiliada el 15 de abril de 1932, incorporándose el equipo en la 3era división, sección domingos. En 1935 Porteño asciende a segunda, con otra división también en tercera, mientras que en 1951 lo hace a 1era división, el cual no es mantenido en el tiempo y Porteño empieza un sube y baja.

No solamente alcanzo para la pelota; ya que camisetas, botines, vendas y linimentos, fueron también parte del ansiado botín de ese caballo ganador. A ese grupo de jóvenes al fundar Porteño, les cupo el privilegio de crear el primer Club Atlético de juegos al aire libre “CONSTITUIDO POR ARGENTINOS”.

El 28 de julio de 1895 un grupo de argentinos descendientes de irlandeses decidieron fundar el “Club de fútbol Atlético Capital” luego de una reunión hípica desarrollada en el hipódromo argentino, oportunidad en que el “Potrillo Porteño” corriera y perdiera tan malamente. Unos meses después, el “Potrillo Porteño” volvía a correr y pese a tener todas las apuestas en su contra, este grupo de estudiantes, apostó por el potrillo, quién salió primero, ganando así el Gran Premio Nacional. De esa forma se retiraron los muchachos de la ventanilla con el dinero suficiente para dar rienda suelta a su sueño de club, y decidieron cambiar el nombre del Club Atlético Capital, por el de Club Atlético Porteño.

Desde su fundación, el Club busca formar un buen equipo y lograr un campo de deportes. Participa en los torneos de la Argentine Association Football League, predecesores de la hoy Asociación de Fútbol Argentino. Juega en segunda y en primera con variada suerte pero siendo siempre un protagonista destacado.